Infracciones en la industria de azar en el Reino Unido

 

La Comisión del Reino Unido (UKGC) multó a la plataforma Daub Alderney por las infracciones de “lavado de dinero e incumplimiento de responsabilidad social”.

Daub Alderney pagará una sanción de 5,85 millones de euros por la violación a las reglas del UKGC. Dicha cifra será destinada a dar soporte a la prevención del lavado de dinero y elevar la seguridad de jugadores problemáticos. Daub Alderney también recibió una denuncia formal por las autoridades. Según UKGC, la investigación determinó que las faltas fueron cometidas entre enero de 2019 y marzo de 2020.

La sanción conforme a la irresponsabilidad social se suscitó porque el operador ignoró la actividad de un cliente problemático, el cual perdió una suma de casi 60.000 dólares en un periodo de cuatro meses. El UKGC cuenta que el jugador usó cuatro tarjetas de crédito diferentes en un mismo día y revirtió casi 185.000 dólares en retiros solicitados. Para el ente, la plataforma de apuestas no siguió el protocolo apropiado en el caso.

De igual manera, la investigación registró a otros dos jugadores que perdieron casi 55.840 dólares y 53.770 dólares, respectivamente. No obstante, el operador envió alertas de juego seguro que carecieron de efecto alguno.

En cuanto al lavado de dinero, el operador no investigó la procedencia de algunos fondos, lo que causó pérdidas en los clientes de 68.960 y 73.090 dólares.

Tras el hecho, la directora de la Comisión de Juego del Reino Unido, Helen Venn, comentó: “Nuestra investigación fue el resultado de una operación planificada. Todas las casas de apuestas deben saber que estaremos instaurando medidas severas contra aquellas que no tengan la capacidad de subir los estándares”.

Helen Venn también adjudicó que gran parte de las faltas tuvieron lugar antes que Rank Group comprara el negocio en octubre de 2019.

En su defensa, Rank Group dijo que apelará ante los tribunales contra la medida de la Comisión. Rank asegura que la investigación de UKGC no consideró la cantidad de acciones importantes que tomó la compañía luego de la compra de Daub Alderney. Además, apelará la cifra de la multa que fue incrementada a casi 6 millones de euros durante el año en curso.

 

UKGC vs Stakers

Es conocido que la Comisión de Juego del Reino Unido espera que las casas de apuestas sigan la Ley en todo momento. El organismo ha clausurado repetidamente a compañías que, a criterio, no cumplen las reglas; emitiendo multas, cancelando licencias y localizando delitos penales contra ciertas personas. Para este momento, los casinos en línea que quieran operar en Reino unido deben entender a la perfección el marco regulatorio para su supervivencia. Según SBC News, Stakers pidió una apelación para el restablecimiento de su licencia en el Reino Unido, que próximamente dejará de operar en el país.

En declaraciones recientes, el UKGC dijo que en 2019, Stakers violó dos secciones de la Normativa de juegos del Reino Unido. En marzo de 2020, el organismo deshabilitó la licencia de Stakers. Una vez realizada la denuncia, se le ordenó a Stakers la paralización de sus operaciones.

La Comisión no dio detalles de este hecho que llevó a la suspensión del operador, sólo indicó que notó “varios problemas de incumplimiento”. Seguidamente, Stakers fue suspendido según lo establecido en las secciones 116 y 118 de la Ley de juegos de azar.