Campañas de empresas españolas sobre el Juego Seguro

Campañas de empresas news item

Saray Muñoz, concejala de Prevención de Drogodepencias de Portugalete, mostró el alcance que tuvo la campaña realizada el 2019 con el objetivo de distanciar a los jóvenes de entre 14 y 30 años de los juegos de azar. La concejala admitió que quiere llegar a las personas a través de este proyecto con el fin de exponer las consecuencias de la adicción al juego, ya que los jóvenes no perciben los problemas que esta trae.

Muñoz informó que 140 mil personas de la zona “La Margen Izquierda” visualizaron los videos en Facebook e Instagram en un lapso de un mes. Resaltó que el anuncio apareció ante personas que tenían intenciones de apostar en línea.

 

Intenciones

Al igual que todas las iniciativas del gobierno español, la campaña busca informar sobre el mercado. Además, las estadísticas reflejaron que la adicción al azar tuvo un incremento notable en los menores de 30 años. Esta adicción es la más fácil de registrar en comparación con las drogas y el alcohol.

Muñoz aseguró que las apuestas son la “nueva droga del siglo XXI”. Se concluyó que la exclusión completa de esta actividad sería la solución para terminar con los problemas del juego. Aun así, en las naciones donde las apuestas no están reguladas, la violencia y las pandillas aumentan considerablemente.

Con respecto a las apuestas deportivas, Muñoz señaló: “El deporte es una activad que debemos disfrutar, ya que es saludable. Además, ayuda a conseguir nuevos grupos de amigos, pero se ha vuelto un instrumento oscuro por ser foco de toda clase de apuestas”.

Sin embargo, Andrea Vota, encargada de la Asociación Española de Juego Digital (Jdigital), afirmó que su principal interés es que la ludopatía termine en España. Alegó que la repercusión de esta adicción es relativamente baja, nivelada entre 0,3% y 0,5%. Adicionalmente, señaló otros malos hábitos, como el alcoholismo, que tienen una repercusión del 7%, sin contar el hecho de que no poseen normas que limiten al consumidor.

A inicios de año, el CEO de la DGOJ, Mikel Arana, señaló: “Para las compañías, no es rentable tener un cliente ludópata. Gran parte de las personas que apuestan lo hacen para distraerse. No es correcto tomárselo como una adicción o un problema de salud”.

Analistas informaron que los testimonios de Arana causaron conmoción en España, demostrando tener más interés en conseguir un puesto político que en atacar el problema. Por otro lado, varios organismos y asociaciones españolas están trabajando en estudiar la industria y conseguir nuevas estrategias para mejorar el proceso.

 

Evaluaciones

En recientes evaluaciones, La Asociación Gallega de Empresas Operadoras (AGEO) demostró que, en el sector, no hay problema con las apuestas. La organización opinó que algunas empresas y medios de comunicación exageran sobre este tema.

El presidente de AGEO, Serafín Portas, indicó: “Siempre hemos cumplido con nuestros deberes en Galicia. Somos una asociación reconocida en Europa y tenemos la obligación de hacer más accesible el Juego Seguro. Del mismo modo, controlamos y protegemos a los menores, realizando actividades educativas para la sociedad”.

La asociación señaló que no existe la propagación del juego, debido a que los casinos físicos experimentaron un declive en la pandemia. Recalcó que es importante realizar campañas de Juego Responsable cada año con el fin de concientizar a las personas sobre los daños de las apuestas.