Los registros de autoexclusión prevalecen en España

Los registros de autoexclusión news item

El Consejo de Política del juego (CPJ) presentó un convenio para los organismos del país, donde se establecen los términos de los registros de autoexclusión de juego.

Los organismos del país destacaron que este es un paso importante, dado que, en la actualidad, las ciudades autónomas de España determinan sus registros y la gestión del juego de manera individual.

17 regiones autónomas ingresaron al plan de registro de autoexclusión entrelazado, que permite abarcar cualquier forma del juego en línea y juego presencial. El respaldo de este plan procede de una asamblea en España junto al Ministerio de Consumo, encabezado por Alberto Garzón. El voto mayoritario aprobó la noción, mientras que el País Vasco y las ciudades valencianas no participaron. Además, la ciudad de Cataluña mostró su voto de desacuerdo.

El Ministerio de Consumo sumó dos estrategias a desarrollarse en el 2021 para incrementar la seguridad en las plataformas de azar. También subrayó los registros de autoexclusión como máxima prioridad. Además, el Ministerio dio ciertos detalles el “plan de espacios más seguros” y la “dotación de recursos para el estudio de los problemas de juego”.

Una vez esté en marcha la unión de la base de datos del proyecto, las autoridades municipales podrán ejecutar cambios necesarios para solidificar el plan. La información de los jugadores autoexcluidos se trasladará al Registro General de Autoexclusión (RGIAJ), que está dirigido por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

Se estima que gran parte de las ciudades autónomas de España conservarán sus bases de datos de autoexclusión a través del uso del sistema RGIAJ.  Este fue creado para enviar información a los centros de salud pública, garantizándole menor supervisión a la DGOJ en el alcance del juego problemático en el país.

 

Las autoexclusiones en aumento

A principios de año, se contabilizó un aumento del 12% en los registros de autoexclusión con respecto al periodo de 2019.

La DGOJ aseguró que 56.329 usuarios anexaron sus datos en el registro de autoexclusión de 2020. Según el organismo, las cifras obtenidas comprueban que la autoexclusión sigue en constante aumento.

Contabilizando un incremento del 7,2%, el reporte también indicó que Andalucía estuvo a la cabeza con el 24,6% del total de registros, seguido de Madrid con un 17% y Baleares, localidad autónoma que reportó el mayor aumento en proporción desde 2019, con el 56% de los registros.

La DGOJ señaló que, si un jugador desea autoexcluirse de un servicio en particular, tendrá que seguir distintos pasos. Por lo general, las plataformas permiten al jugador autoexcluirse por un tiempo aproximado de 6 meses. El usuario no podrá ingresar en su cuenta hasta que se cumpla el tiempo correspondiente; luego, deberá contactar al servicio al cliente para reactivar sus actividades si así lo prefiere.

Además, el ente regulador manifestó que ejecutará métodos para lograr la concordancia en normativa del juego español. Dichos métodos promoverán la cooperación entre localidades autónomas.

Expertos aseguraron que la autoexclusión puede ocasionar ansiedad y no es una vía del todo infalible para combatir la adicción al juego. Una vez realizado el procedimiento de autoexclusión, se recomienda la búsqueda de asistencia profesional a los jugadores. Además, resaltaron que este es solo un mecanismo para restar la perdida de dinero, pero no la más importante.

Las plataformas de azar que operan en España se mantienen expectantes sobre los próximos pasos a realizarse, ya que, debido a las restricciones en la publicidad de juegos y apuestas deportivas, se estima que el crecimiento de la autoexclusión será otra de las novedades en el país en este 2021.