Las cajas de botín son un problema para el juego

Gambling Commission lanza news item

El estudio de GambleAware  revela que las características de los videojuegos son “estructural y psicológicamente similares al juego”; los investigadores de GambleAware recomiendan una lista larga de políticas para evitar los daños del juego relacionados con las cajas de botín.

La institución del Reino Unido, GlambleAware, indicó que existe “una relación relevante entre el gasto de la caja de botín y las puntuaciones de problema de juego”.

 

Juego no seguro

Las reconocidas Universidades de Plymouth y Wolverhampton dieron a conocer ciertos descubrimientos relacionados con los juegos de azar. Hallaron que el 93% de los jóvenes en el Reino Unido juegan videojuegos. De igual modo, el 40% de ellos ha abierto cajas de botín.

El Dr. James Close, investigador principal de la Universidad de Plymouth, expresó: “Nuestro trabajo ha dejado claro que el compromiso con las cajas de botín está relacionado con problemáticos comportamientos de juego. Se ha animado a los jugadores a comprar mediante técnicas como el  miedo a perderse”.

Jame Close agregó: “También hemos demostrado que las personas en riesgo, como jugadores con problemas, usuarios y los jóvenes, hacen pagos elevados a los ingresos de las cajas de botín. Se han realizado varias sugerencias de políticas para gestionar mejor estos riesgos para  personas vulnerables; por consiguiente, es posible que se necesiten medidas más amplias para el consumidor”.

 

¿Quiénes son los más propensos?

La investigación realizada muestra que aproximadamente de 14.000 jugadores, sobre todo,  hombres jóvenes, tienen más probabilidades de abrir cajas de botín. Los más propensos son los jóvenes con escaso nivel educativo.

Según las entrevistas con compradores del Reino Unido, las cajas de botín son una clase de “incentivo psicológico” usado para fomentar la compra, apoyado con otras técnicas, como el temor a perderse ofertar por tiempo limitado, así como las monedas del juego.

La investigación ha llevado al estudio a consolidar que “las cajas de botín podrían regularse según la legislación de juegos de azar existentes”.

Esto se ha convertido en el foco de atención para la prevención de daños vinculados con el juego. Por ende, se han dado a conocer sugerencias de mejora, como los son:

  • Precios expresados en moneda real y límites de gasto.
  • Clasificar las edades exigibles y categoría de juego.
  • Publicar por completo las probabilidades presentadas, que visualmente sean fáciles de entender.
  • Se realizarán cambios a través de nuevas regulaciones.

Zoe Osmond, directora ejecutiva de GambleAware, dijo: “Esta investigación se ha convertido en el principal compromiso de GambleAware para proteger a los niños, adolescentes y jóvenes de los daños ocasionados por el juego”.

Osmond añadió: “La investigación ha evidenciado que un gran número de niños que se entretienen con videojuegos también compran cajas de botín, haciendo que nos preocupemos cada vez más por el hecho de que el juego sea ahora parte de la vida cotidiana de niños y jóvenes”.

GambleAware realizó esta investigación para demostrar las preocupaciones sobre la caja de botín y resaltar los problemas con el juego.

La institución del Reino Unido espera que operadores especializados en la promoción de tragaperras, bingo, póker online y otros juegos populares en el mundo de los casinos, tomen medidas más estrictas en cuanto al acceso a sus páginas web.