Los juegos de azar y la legalidad

NI10191

Se puede decir que los juegos de azar existen desde la fundación del mundo. Pero ¿por qué jugar se considera ilegal? Existen varias razones para ello, y principalmente tienen que ver con la moral y la religión.

Algunas religiones y culturas tienen a los juegos de azar como algo condenable, como pecado e incluso un crimen, dado que consideran que la envidia, obsesión por el dinero y la avaricia, entre otros, pueden ser los motivos que impulsan a las personas a jugar.

Luego de la moral y la religión, el siguiente motivo está relacionado con el aspecto socioeconómico, dado que siempre existen riesgos como la adicción al juego, el lavado de dinero, los casinos y centros de juego ilegales, así como la posibilidad de menores de edad involucrados. Además, es un hecho que el factor de la inseguridad personal puede afectar tanto a ganadores como a perdedores.

La situación de ilegalidad en los juegos de azar llega a tal grado, que hay países o regiones de éstos en los que jugar se considera una práctica ilegal, y se pueden contraer penalizaciones que incluyen la cárcel.

 

La prohibición de los juegos de azar y medidas alternativas

La experiencia vivida por muchos países en los que los juegos de azar están prohibidos ha demostrado que esa medida en realidad no evita que las personas se involucren con el juego y las apuestas deportivas, ya que recurren a la ilegalidad con tal de obtener lo que consideran “un poco de diversión”. Por supuesto, estos juegos ilegales pueden abarcar tanto modalidades en línea como presenciales (casinos y apuestas clandestinos, entre otros).

Una alternativa a la prohibición de los juegos de azar es su legalización. Ha quedado demostrado en diversos países que adoptar un marco legal apropiado es una mejor opción, ya que su cumplimiento garantiza la seguridad de todos aquellos que deciden participar en actividades lúdicas.

 

Razones para que los juegos de azar sigan siendo ilegales

Existen diversas razones por las que muchos países y sus respectivas sociedades se niegan a darle el estado de legalidad a los juegos de azar:

  • Los juegos como de casino como el póker y las tragaperras, en particular, se consideran altamente adictivos.
  • Se piensa que mientras más sitios de apuestas y casinos existan, las conductas adictivas y los comportamientos destructivos se incrementarán, acabando por afectar a la sociedad.
  • Es común que los problemas familiares y mentales, y también el desempleo, aparezcan cuando el hábito del juego se hace presente en el núcleo familiar.
  • En diversas loterías a nivel mundial se ha detectado actividades de lavado de dinero, corrupción y fraude.

 

Motivos para que los juegos de azar sean legales

Se pueden tener las siguientes consideraciones:

  • Cuando una actividad se declara legal y se comienza a regir por un marco regulatorio, sus usuarios pasan a estar protegidos por leyes. Además, en el caso del juego, los jugadores tienen la libertad de asistir a casinos legales, que garanticen un juego y un ambiente divertido y agradable que nada tiene que ver con la clandestinidad.
  • Respecto a la preocupación por la adicción al juego, estadísticas actualizadas reflejan que solo el 2,6% de los jugadores se vuelven adictos. Además, la ley puede exigir que los casinos o salas de juego proporcionen ayuda a aquellos clientes con manifestaciones de adicción.
  • Parte de las ganancias de las actividades lúdicas retorna a la sociedad, dado que los casinos legales son empresas que deben declarar y pagar impuestos al país en el que se encuentran ubicados.

 

Comentarios finales

El debate sobre si se le debe dar legalidad o no a los juegos de azar continúa, y es muy posible que no se resuelva pronto. Mientras tanto, si has decidido jugar, es recomendable que lo hagas en casinos o salas de juego legales, para que no caigas víctima de estafas, sino que puedas disfrutar de un tiempo de diversión.